Guía con ejemplos para preparar un discurso en 5 pasos

Lara Lora
Escrito por: Lara Lora , Marketing & Communications Manager
Fecha:

Categoría: ,

Los discursos fortalecen las ideas y derriban muros, nos consuelan en tiempos difíciles y logran cambios en una sociedad que necesita una transformación drástica. Pero ¿cómo preparar un discurso que tenga la capacidad de inspirar y motivar a las personas?.

¿Qué tipo de discurso estás escribiendo?

Al escribir tu discurso, debes tener en cuenta el contenido que vas a esgrimir. En líneas generales, existen cuatro tipos principales de discursos:

  • Informativos: Suponen una oportunidad perfecta para exponer datos y cifras. Por ejemplo, si deseas hablar sobre tu negocio y decirles a tus clientes lo que ofreces, esta es una excelente forma de oratoria.
  • Demostrativos: Son explicaciones sobre cómo funciona o cómo hacer algo mientras expones el discurso.
  • Persuasivos: Con este tipo, podrás dar tu opinión sobre una amplia variedad de temas. Su propósito es convencer a la gente de que se ponga de tu lado.
  • Para ocasiones especiales: Como el discurso del padrino o la dama de honor en una boda, presentar a otros oradores o hacer el panegírico en un funeral.

Cómo preparar un buen discurso en 5 pasos con ejemplos

Decidir el tipo y el tema es la parte sencilla. Para escribir ese discurso memorable que tienes en mente, hay ciertos pasos que es conveniente que sigas.

1. Trabaja duro en la estructura 

Evento

Los grandes discursos destacan porque el escritor trabajó duro en su arquitectura. De hecho, normalmente, se requieren horas trabajando en la estructura y el orden de exposición de los conceptos.

Lo bueno es que cuanto más practiques, más fácil te será con el tiempo encontrar una fórmula que te permita decir todo lo que quieres decir en el orden oportuno.

Vamos a ver un ejemplo de estructura para un discurso persuasivo:

Introducción

  • Gancho o atracción inicial para captar la atención del público.
  • Presentación del tema y del propósito del discurso.
  • Establecimiento de credibilidad o conexión con el tema.

Contextualización del problema

  • Identificación del problema o situación que se abordará.
  • Descripción de la importancia y relevancia del problema para el público.

Presentación de argumentos

  • Desarrollo de argumentos que respalden la posición o punto de vista del orador.
  • Utilización de evidencia, datos, ejemplos, estadísticas y testimonios para respaldar los argumentos.
  • Anticipación y refutación de posibles objeciones o contraargumentos.

Apelación emocional

  • Uso de emociones para conectar con el público y persuadirlo.
  • Narrativas, historias personales, metáforas o ejemplos emotivos para generar empatía y motivación.

Apelación a la lógica

  • Uso de la lógica y el razonamiento para respaldar los argumentos presentados.
  • Explicación clara y coherente de cómo se llega a las conclusiones propuestas.

Llamada a la acción

  • Presentación de la acción específica que se espera que el público tome como resultado del discurso.
  • Claridad en las instrucciones y en los pasos a seguir.
  • Motivación para inspirar al público a actuar.

Conclusión

  • Recapitulación de los puntos principales y de la posición del orador.
  • Reforzamiento del llamado a la acción.
  • Cierre memorable que deje una impresión duradera en el público.

Cierre

  • Agradecimiento al público por su atención.
  • Posibilidad de ofrecer un resumen final o una frase impactante.
  • Dejar una impresión duradera y memorable en la mente del público.

2. Creatividad ante todo

¡Diviértete con tu discurso! A la gente le encanta cuando eres original. ¿Cómo preparar un discurso oral con gancho? Algunas opciones son:

  • Usar accesorios: Te permiten involucrar a tu audiencia y mantenerla interesada en tu tema. Puedes hacer algo interactivo con tus accesorios; por ejemplo, pasarlos o invitar a la audiencia a observar más de cerca tu charla.
  • Historias y analogías: Ayudan a que tu discurso sea memorable. Si deseas que un punto específico impacte al público, utiliza una analogía que perdure en su mente. Contar historias es otra forma de ayudar a las personas a recordar tus palabras. Por ejemplo, tus experiencias del pasado.
  • Demostraciones: Son útiles para todos los tipos de discurso, aunque son elementos especialmente importantes en los discursos demostrativos. Es una manera estupenda de ayudar a la audiencia a ver cómo hacer algo específico.

3. Investiga y orientate a tu público

No seas perezoso en este punto. El público puede comprobar los datos que expongas fácilmente en internet desde su teléfono móvil. Utiliza fuentes contrastadas de alto valor y revisa varias veces el uso que haces de la información, sobre todo cuando relaciones datos de diferentes fuentes.

Por otro lado, es imperativo conocer a tu audiencia y lo que esperan de tu discurso. Por ejemplo, si se trata de una presentación profesional, vístete bien, utiliza datos de fuentes profesionales y asegúrate de transmitir un nivel de conocimiento acorde con tu cargo.

4. Plagio no, gracias

No plagies ninguna parte de tu discurso. Se trata de una práctica poco ética que, de descubrirse, puede dar al traste con tu reputación.

El plagio socava la integridad del orador y la confianza del público en su credibilidad y autenticidad. Al presentar ideas, argumentos o contenido sin atribuir adecuadamente su origen, engañas al público y muestras una falta de honestidad intelectual

En un contexto más amplio, el plagio perpetúa un ciclo de falta de originalidad y de valoración indebida del trabajo ajeno. La presentación de ideas originales y el crédito adecuado a las fuentes no solo demuestran respeto por el trabajo de otros, sino que también enriquecen el discurso al incorporar diversas perspectivas.

5. Controla tu cuerpo

Otro aspecto muy importante sobre cómo prepararse para un discurso es el lenguaje corporal. Nuestras palabras sólo representan el 10 % de lo que decimos: el otro 90 % se basa en el lenguaje corporal. Si la expresión de tu cuerpo no coincide con tus palabras, la audiencia se dará cuenta. 

Cuando practiques, piensa en el tamaño del área donde vas a hablar: esto te dará una idea de cuánto debes mover tu cuerpo. Hablar frente a amigos o grabarte mientras preparas el discurso puede resultar de gran ayuda. Evita mover tus brazos y manos con demasiado brío. No recorras todo el escenario batiendo los brazos como un avestruz descoordinado.

Y practica el volumen de tu voz para no hablar demasiado alto o demasiado bajo, el micrófono hará la mayor parte de la proyección por ti. 

En suma, preparar y dar un discurso no tiene por qué ser un proceso intimidante. De hecho, cuando lo domines, verás que puede ser divertido y una excelente manera de expresar tus ideas. 

Las mejores ideas de stand para ferias y eventos
Las mejores ideas de stand para ferias y eventos

Un stand de feria es una extensión de tu marca. Además de representar una estupenda oportunidad para dar a conocer

Leer 18/04/2024
¿Qué es un workshop empresarial y cómo hacerlo?
¿Qué es un workshop empresarial y cómo hacerlo?

¿Workshop qué es? Muchos empresarios se preguntan por la naturaleza de los talleres y sus diferencias con otras fórmulas de

Leer 12/04/2024
¿Cuáles son las mejores salas de eventos en Barcelona?
¿Cuáles son las mejores salas de eventos en Barcelona?

¿Estás buscando una sala de eventos para tu próximo congreso? Las opciones no faltan en esta ciudad tan diversa. Y

Leer 04/04/2024

¿Hablamos?

Queremos trabajar contigo

Contactar

¡Suscríbete a nuestra newsletter!